Selección de restaurantes de Barcelona

EDU VIALE
30 de marzo de 2015
I
La Panxa del Bisbe

Restaurante La Panxa del Bisbe. Una estimulante y variada carta de tapas, que propone al comensal el reto de tomar la mejor decisión


Contra la rutina, diversidad

Existen personas que prefieren que todo se mantenga en un cierto orden, sin sobresaltos ni aventuras innecesarias. A nivel gastronómico, esto podría traducirse en que, al leer la carta de un restaurante, no se tenga que hacer un esfuerzo de compresión excesivo. Que estén los platos de siempre, esos que nunca fallan. Que la elección del menú, por rutinaria, sea prácticamente inmediata. Otras, en cambio, buscan nuevos estímulos, que el acto gastronómico conlleve cierta sorpresa y también requiera la aportación por parte del comensal, más allá de ser un sujeto pasivo. Es decir, que no sea una tarea fácil escoger los platos a degustar (por apetecibles, claro está), que haya que tomar decisiones y riesgos.

La Panxa del Bisbe no pertenece ni al campo de la alta cocina ni de la innovación culinaria, pero su propuesta de tapas no se conforma con seguir las recetas de siempre o abonarse a las tendencias de moda. Y esto genera una sorpresa agradable la primera vez que se acude a este restaurante situado en la frontera norte de la Vila de Gràcia. Su carta refleja una apuesta propia, un ritmo personal, un compromiso con la temporada de los alimentos y un espíritu juguetón en la creación de los diferentes platillos. De hecho, su chef y propietario, Xavier Codina define su cocina como rumbera. Una buena metáfora, aunque quizás más que a clásicos como el Gato Pérez o Peret, se equipara a esos grupos de nueva generación que funden la rumba con otras influencias, como el reggae, la música latina y el rock.

Porque la carta se basa en el estilo mediterráneo, pero van apareciendo de forma constante influencias orientales (sushi), árabes (cuscus de menta con verduras al curri) o latinoamericanas (burrito de pollo con mole, verdura y alubias). La tarea del comensal consiste en trazar su propia hoja de ruta, de tal manera que el camino sea coherente y satisfactorio, cosa que no es fácil por la gran variedad de opciones disponibles. Pero ahí esta la gracia. En mi caso, me decanté por una ensalada de cecina, con manzana y helado de queso azul, aunque desgraciadamente se habían quedado sin helado y lo sustituyeron por láminas, lo que restó bastante gracia al asunto. Luego vinieron unos buñuelos de bacalao (el toque clásico de la noche) y un maki de salmón, que si bien estaba bueno, no pintaba demasiado en el conjunto. Quizás hubiera sido mejor el sunomomo (ensalada japonesa de pepino) con salmón y pulpo.

Si esta primera parte había sido un poco titubeante, los siguientes platos incrementaron el nivel de forma contundente, demostrando la capacidad del chef para dominar los platos tradicionales y aportarles un toque desenfadado. Primero unas almejas con alcachofas, judías de Santa Pau y picada y, luego, una caballa con calabaza, tomate y cebolla, que reflejaba mucho mimo a la hora de tratar un pescado proletario. El final fue contundente, con una torrija de Santa Teresa con helado de vainilla. Eso sí, es inevitable plantearse que hubiera pasado si los platos escogidos hubieran sido otros, porque la variedad es tan grande que uno se queda con la sensación de tener cuentas pendientes (ese lomo de Nebraska con berenjena y salsa holandesa…). Obviamente, esto es buena señal para el restaurante.

Seguramente, La Panxa del Bisbe no es lugar para citas íntimas ni para cenas protocolarias, ya que el local se vuelve bastante ruidoso con la sala llena. No hay que olvidar que, aunque en la parte de arriba, esto sigue siendo Gràcia y, por lo tanto, territorio rumbero. Encuentros informales y cenas con amigos, pero con una exigencia gastronómica que no se conforma con cualquier cosa y requiere estímulos, aventura y diversidad. Y aunque afuera aún hacia frío, la terraza situada al fondo del local ya prometía grandes noches de verano. 

 

RESTAURANTE LA PANXA DEL BISBE
c. Torrent de les Flors, 158 - Zon Grácia - Barcelona
Teléfono: 932 137 049
Precio orientativo Carta 25-30 €
Categorías: Platitos, Tapas, Zona Grácia
+1 Me gusta Twittear Enviar Imprimir
Comentarios 0
Comentarios (Máximo 700 caracteres)
Buscar en el Blog
Categorías
Archivo del Blog