Selección de restaurantes de Barcelona

EDU VIALE
27 de octubre de 2015
I
La Estrella

Restaurante La Estrella. La Estrella se sitúa por encima de las modas y tendencias para proponer una cocina basada en una materia primera fresca y de calidad


El producto como protagonista

No se puede afirmar con rotundidad que La Estrella sea un tipo de restaurante en vías de extinción, pero que sí que es muy difícil que se abran nuevos locales que puedan seguir su filosofía, quizás porque pertenece ya a otros tiempos. De hecho, este establecimiento podría etiquetarse como todo un superviviente que ha resistido a las oleadas de modernidad y de entrega masiva al turismo en las que se ha sumergido Barcelona en las últimas dos décadas. Y eso que está situado en un lugar suculento, en un lateral de la estación de França, actuando de bisagra entre la Barceloneta y el Born.

La impresión es que en La Estrella no existe ni márketing ni postureo, sino respeto absoluto por el producto, que es el gran protagonista por encima de nombres o eslóganes. La carta es escueta, con algunos platos marca de la casa (como el carpaccio de reno o los espárragos verdes con salsa de cabrales y nueces) y gran protagonismo del bacalao, pero eso no importa en absoluto. Es más, casi no hace falta molestarse en leerla, porque en cualquier momento acudirá el propietario a recitar todas las sugerencias del día, que no son pocas y suelen estar basadas en el pescado fresco procedente esa misma mañana del Delta de l’Ebre.

Por ejemplo, con unos calamarcitos y un producto básico de la temporada otoñal como son las setas se configura un entrante de sabor intenso (y sincero) que se podría definir como de mar y bosque, que despierta sensaciones a medio camino entre los últimos baños en la playa y las primeras excursiones con jersey. También había la posibilidad de decantarse por unos canyuts, una variedad de navajas más pequeñas propia de las Terres de l’Ebre o un plato de rovellons sin nada que estropease su sabor real, es decir, ni ajo ni perejil, que según ellos solo sirve para enmascarar el producto. Honestidad pura y dura.

Como segundos, el pescado fresco continúa marcando la pauta. Por ejemplo, con un atún rojo pescado esa misma noche frente a las costas mediterráneas, proponían dos presentaciones: como tartar o marcado ligeramente a la plancha acompañado de una confitura de tomate, que generaba un binomio perfecto gracias a esa combinación entre la textura grasa del atún y la dulzura de la confitura. Otra opción más elaborada era la merluza de pincho (pescada con anzuelo, no con red de arrastre) rellena de vieiras y tocino, para jugar con las texturas. El bacalao del día también se hacía acompañar de setas y también habían opciones carnívoras, como la galta de ternera.

El postre es otro dilema, porque también se cantan un buen número de sugerencias, a cada cual más tentadora. Para ponerlo difícil, bromean en La Estrella. La elección de ese día estuvo basada en dos poderosas razones. Por un lado, un postre inequívocamente otoñal compuesto por frutos secos, higos y helado de queso y membrillo y, por el otro, todo un hallazgo gastronómico-histórico: un helado de toffee a la sal, cuya receta encontraron en un libro de Josep Pla, que explicaba cómo lo elaboraban las abuelas catalanas de mediados del siglo XX. Un sabor para el recuerdo, sin duda, con la sal jugueteando con el caramelo.

Por todo ello vale la pena conocer La Estrella, aunque no lo ponen fácil para la entrada de nuevo público. La web está en construcción, no está en ninguna red social y no se preocupan en absoluto por estar de moda o participar de ninguna tendencia culinaria. Nada que reprochar, solamente que mucha gente puede pasar de largo sin ni siquiera ser conscientes de lo que se cuece dentro. Otro aviso para navegantes: es fácil dejarse llevar por la tentación de las sugerencias del día –y hay que hacerlo– pero esto tiene un precio, y es fácil que la cuenta escale luego hasta los 45-50 euros por persona, dependiendo del vino. Eso sí, vale la pena. 

RESTAURANTE LA ESTRELLA
c. Ocata, 6 - Zona Ciutat Vella La Ribera - Barcelona
Teléfono: 933 102 768
Precio orientativo Carta 50 €
+1 Me gusta Twittear Enviar Imprimir
Comentarios 0
Comentarios (Máximo 700 caracteres)
Buscar en el Blog
Categorías
Archivo del Blog